El dueño de las canchas de paddle sostuvo que Leandro Funes estuvo en su club

Informe de Canal 11 sobre el Juicio oral y público contra Leandro Funes

Vecinos y amigos concurren a la Cámara Criminal y Correccional de Cruz del Eje a brindar su apoyo a Leandro Funes, imputado de homicidio doblemente calificado, por el vínculo y la alevosía, en grado de tentativa contra su hijo de 10 años.

La defensa de Funes está a cargo del Dr. Alejandro Aquiles y la querella esgrimida por el abogado Mario Valentini, y patrocina legalmente al menor el Dr. Daniel Abad Se desarrolló la quinta audiencia del juicio al padre que habría intentado arrojar a su hijo del mirador de Cuchi Corral en 2008, declararon en esta oportunidad siete testigos presentado por la defensa de Funes. Juan Carlos Benavides, dueño de las canchas de paddle a las que concurría el imputado, Claudio Bollero, quien habría jugado al paddle junto a Funes el día del hecho, Pablo Kuniss, instructor de vuelo y conocedor de la zona de Cuchi Corral, Gustavo Heredia, Comisario de Villa Carlos Paz, la Lic. Maria Luisa Olmos, Psicopedagoga que atendió al niño en 2004, Isabel Lucero de Chirón, Directora de la Escuela María Josefa Bustos donde concurrió el niño y Cristian Ferrari, parapentista. Recordemos que la excelentísima Cámara está compuesta por nueve jurados populares y los integrantes del jurado son la Dra. Clara Luna de Manzano, el Dr. Ángel Andreu y el Dr. Ricardo Py, secretaría Dra. Elena Pellerín, la Fiscal de Cámara es la Dra. Haydeé Gersicich.  Una vez más la sala de la justicia estuvo llena de familiares y amigos de Leandro Funes, mientras que Torterolo sostuvo a Canal 11 que pidió a sus familiares y amigos que no concurran a la sala para evitar roses entre las partes.  El testigo Juan Carlos Benavides, sostuvo que “Leandro Funes estuvo jugando al paddle desde las 17.30 a las 20.15 y tengo esta precisión porque vivo del fraccionamiento de la hora para cobrar el alquiler de las canchas” este testigo aportó una planilla con el ingreso y egreso de los jugadores que frecuentan su club. Fue indagado sobre la veracidad de sus dichos, sobre la confección diaria de las planillas aportadas, también sobre la hora del juego, la vestimenta, la conducta de Funes etc.  

La psicopedagoga y la directora de la escuela que asistió el niño coincidieron en afirmar que el menor tenía problemas de conducta y que en 2004 habría integrado un grupo de terapia.

 

Esta causa, según la fiscal de Cosquín, tiene como pilar las declaraciones del menor, catalogándolas de una “consistencia que da absoluta credibilidad a lo relatado y esto está sostenido en la Cámara Gesell donde se realizaron las pericias psicológicas al niño.

El próximo paso legal será la realización de la inspección ocular y reconstrucción del hecho en la rampa de Cuchi Corral, la querella solicitó la presencia del menor y la Cámara solicitará un psico diagnóstico para evaluar si es no conveniente que el menor reviva los sucedido en el lugar del hecho. Claudia Cepeda 

3423 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...