Tensión en el juicio a Leandro Funes acusado de intentar matar a su hijo

Se desarrolló la 4º audiencia del juicio en Cruz del Eje

Leandro Funes está imputado de homicidio doblemente calificado, por el vínculo y la alevosía, en grado de tentativa contra su hijo de 10 años. Hoy desfilaron testigos con declaraciones no coincidentes, en relación a las testimoniales que habían brindado en la Fiscalía de Cosquín originariamente

Hoy se desarrolló, en la Cámara Criminal y Correccional de esta ciudad del noroeste, la cuarta audiencia de un juicio que tiempo atrás conmocionó a la opinión pública, por los supuestos hechos que tienen como protagonista a un padre que habría intentar matar a su pequeño hijo de 10 años, arrojándolo en dos oportunidades a un abismo de 400 metros de profundidad en el denominado mirador de Cuchi Corral.


Leandro Funes (30) está imputado de homicidio doblemente calificado, por el vínculo y la alevosía, en grado de tentativa   contra su hijo I.A.F.T., que se encuadra en los artículos 45, 80 incisos 1º y 2º, en función del artículo 42 del Código Penal, que en caso de probarse su culpabilidad pondrían a este hombre en los límites de la reclusión perpetua.


La Cámara Criminal, acompañada por 9 jurados populares, está integrada por Clara Luna de Manzano, Ángel Andreu y Ricardo Py, secretaría Elena Pellerín. Como fiscal de Cámara se desempeña Haydeé Gersicich, secundada por el representante promiscuo del menor, Daniel Abad.

La defensa de Funes es ejercida por el letrado Alejandro Aquiles y la querella esgrimida por el abogado Mario Valentini, representando a la madre del pequeño.

Hoy la sala de la Cámara lucía repleta de familiares y amigos de Leandro Funes, en un clima de tensión que levantó temperatura cuándo comenzaron a desfilar testigos con declaraciones no coincidentes, en relación a las testimoniales que habían brindado en la Fiscalía de Instrucción de Cosquín originariamente. Tanto la fiscal Gersicich como los camaristas, intentaron dilucidar la veracidad de sus dichos.

Por su parte el abogado Aquiles determinó a este medio que “hemos impugnado la paternidad de Funes en relación al niño y solicitado un ADN”, en el marco de su táctica defensiva.

¿Al filo de la muerte?
Esta causa, según la instrucción desplegada por la fiscal María Alejandra Hillman, tiene como pilares las declaraciones del pequeño I.A.F.T.  catalogándolas de una “consistencia que da absoluta credibilidad a sus dichos”.
El chico relató una y otra vez como el padre habría querido matarlo, tanto a la gente que lo transportó al hospital, como al médico y enfermera que lo asistieron, a su madre y abuela. Luego en la sede judicial y en Cámara Gesell, cerrando el círculo con la pericia psicológica que se le efectuó, según la instrucción.   

Los hechos acontecieron al atardecer del 12 de abril del año pasado, en el mirador de Cuchi Corral ubicado a 8 kilómetros del casco céntrico de La Cumbre.

Funes, poco tiempo atrás, se había visto obligado a reconocer y dar su apellido al menor, previo juicio de filiación impulsado por la madre, no conviviendo con los mismos y no acatando el pago de cuotas alimentarias.

Ese día, encontró por las calles de La Cumbre a su hijo biológico y lo invitó a subir a su camioneta, llevándolo al mirador que detenta un barranco de 400 metros.

Según la instrucción lo empujó dos veces y creyéndolo muerto se alejó del lugar. El chico con escoriaciones y magullones, que había logrado asirse a un borde, caminando dos kilómetros en la oscuridad pidió auxilio en una vivienda.
Funes esgrime en su defensa que se encontraba jugando al paddle en Villa Giardino a esa hora. La sábana de su celular determinaría que habría estado en el peligroso mirador.
La quinta audiencia de este juicio se ha fijado para el día 6 del próximo mes.

Fuente Letra Viva

4198 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...