Córdoba es donde más creció el fenómeno sectario"

El auge de las sectas se da en San Marcos Sierras y en la zona del Uritorco

Ha habido un auge de esos grupos en la zona del Uritorco y de San Marcos Sierras. No todos, pero muchos grupos vinculados con estos fenómenos de new age, búsqueda de extraterrestres, tienen características sectarias

 En esos lugares donde hay campos, quintas, que permiten estar mucho más aislado. Eso no quiere decir que Córdoba sea el único lugar, el fenómeno sectario se da normalmente en lugares que permiten el anonimato, como las grandes ciudades. Pero después están estos lugares de Córdoba donde se invita a la gente a pasar un fin de semana.

–Viene a Córdoba invitado por legisladores. ¿Se puede avanzar en la cuestión legal?

–Yo, en lo personal, me opongo a hacer leyes restrictivas que prohíban o que puedan ser usadas de una forma peligrosa por un gobierno no democrático. Hay que cambiar algunos artículos del Código Penal. Por ejemplo, en 2000, cuando se modificó el capítulo “Delitos contra la integridad sexual”, en un artículo en vez de poner “sacerdote” se puso “ministro de culto, reconocido o no.” Eso ayudó a la detención del Maestro Amor de Catamarca. Además, muchas veces se golpea más a estos líderes si tienen que pagar dinero, multados por un juez o condenados por estafas, que prohibiéndolos. Hay que buscar nuevos agravantes en el Código Penal, pero también ya hay elementos para juzgar.

–¿Y por qué no se lo hace?

–Los jueces piensan en la libertad religiosa. Muchos de estos grupos cuando son denunciados dicen que se está eliminando la libertad de religión. Lo que hay que hacer es sacarlos de la esfera religiosa y, el que comete un delito, tratarlo por el delito que cometió.

–¿Qué otras medidas se pueden tomar?

–Hay que pensar en la prevención, que es fundamental. Generalmente, cuando uno entra en un grupo no conoce cómo funciona. Y así, es más fácil de ser captado.

–¿Se sabe cuántas sectas hay?

–No hay cifras oficiales. Hay grupos de 10, 15 personas y hay otros masivos. En toda la zona del Uritorco de Córdoba, todos los días aparece un grupo nuevo. Yo calculo que en Argentina deben funcionar entre mil y 1.500 grupos.

–No quiere decir que todos ellos sean estafadores o abusadores.

–No todos. Hay algunos que tienen elementos sectarios pero que no son tan peligrosos. Otros sólo son netamente comerciales, en los que al líder lo único que le interesa es recaudar dinero para él. Estos son los menos peligrosos, al tiempo se disuelven porque la gente lo percibe.

-¿Y cuáles son los más peligrosos?

–Son los grupos más cerrados, más aislados, en donde el líder cree que tiene una comunicación directa con Dios, cree que es Dios. Cuando alguien está convencido de que es Dios, no tiene los límites de lo humano. De esos no hay gran cantidad pero son los que más preocupan, tratan de vivir aislados y están las 24 horas junto con el líder, como el Maestro Amor en Catamarca. Ahí hay un control total del maestro con el grupo.

–¿Qué se define como secta?

–Hay muchos análisis, pero generalmente son grupos de manipulación psicológica que tienen un líder que plantea una verdad revelada, que no permiten el cuestionamiento de esa verdad, se consideran los elegidos y todo el resto de la sociedad es malo, es el afuera.

–¿Cómo se reconoce a alguien que está en una secta?

–Lo primero es que la persona comienza con una especie de fanatismo, sólo habla de esos temas, lee sólo los folletos que le dan, comienza a producirse una ruptura con todo lo que tenía que ver con su vida: deja estudios, trabajos. Rompe con el grupo de amigos y comienza a aislarse cada vez más. Cambia a veces la vestimenta, según el grupo, a veces la comida.

–¿Pertenecer a esos grupos responde a una necesidad espiritual insatisfecha? ¿Por qué tanta gente está aparentemente tan equivocada?

–Siempre es una búsqueda. En los últimos 20, 30 años, las religiones tradicionales han perdido preponderancia, como también lo hicieron los partidos políticos. Uno tenía un lugar de contención en esas dos instituciones. Hoy, hay una sociedad mucho más individual, más aislada, entonces la búsqueda espiritual es más personal. Y eso hace que surjan grupos y algunos de ellos con líderes más manipuladores.

Conferencia. La charla es mañana a las 19 en la sala Regino Maders de la Legislatura (Deán Funes 94, primer piso). Está organizada por Inadi de Córdoba (Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y legisladores de diferentes partidos, y cuenta con el auspicio de La Voz del Interior.

2444 lecturas

1 comentario de lector

  1. monica zalazar23/11/2009 10:01

    Estoy a favor del librepensamiento, de la libertad de culto, de la genuina y quizás necesaria expresión de un grupo de individuos que se "encuentran" en función de un conjunto de "inquietudes espirituales" dicho así para sintetizar e ir direc