No es macana: el agua se nos está acabando

Córdoba mira al cielo

Las Sierras Chicas no dan para más y mañana arrancan los cortes rotativos. El domingo Carlos Paz se quedó sin servicio y en Cosquín la situación es crítica.

Se acaba, se extingue, se seca, se escurre. En buena parte de la provincia de Córdoba el agua es la gran preocupación y el tema de conversación obligado. La seguidilla de altas temperaturas y las lluvias que se vienen haciendo rogar han puesto contra las cuerdas al sistema de provisión del vital elemento. Y para las autoridades, ya es hora de tomar decisiones.

Así lo entendieron en las Sierras Chicas, donde mañana mismo comenzarán los cortes rotativos, alguna vez definidos como “el último” recurso, pero que ahora asoman como inevitables.

Los 10 metros y medio de bajante en el dique La Quebrada, fuente que abastece a toda la región, llevaron a las autoridades de los municipios de Río Ceballos, Unquillo y Mendiolaza a tomar la decisión de iniciar con los cortes. La intención, según explicó Raúl Hoya, presidente de la cooperativa de Unquillo-Mendiolaza, es “lograr disminuir la producción en un 40 por ciento”.

Será la primera vez en la historia de las Sierras Chicas en que se recurra a cortes preventivos. Para ello se diseñó un esquema de interrupciones rotativas, y recién el lunes se evaluará “cómo responde el sistema para tomar nuevas decisiones”, según señaló Hoya. Lógicamente, los pasos a seguir dependerán en buena medida de que lleguen las lluvias.

Complicados. La situación en buena parte del interior provincial parece similar, aunque todavía no se han aplicado cortes. En Carlos Paz, por ejemplo, la bajante del río San Antonio del que toma el suministro la Coopi, causa enorme preocupación. “El sábado teníamos un caudal de 370 litros por segundo, y el domingo estábamos en 200”, decía preocupado Jorge Boido, titular de la cooperativa. Durante el último sábado, numerosos barrios se quedaron sin servicio. El panorama no es demasiado tranquilizador. Si en 48 horas no llegan las lluvias, lo que llegarán son los cortes. “Vamos a apelar a los cortes por sectores para garantizar una distribución equitativa entre todos los vecinos”, admitió Boido.

Similar grado de preocupación tienen en Jesús María, donde el consumo se disparó hasta los 300 litros diarios por persona. Por esa razón, el intendente Marcelino Gatica envió al Concejo Deliberante un proyecto para cuadruplicar el monto de las multas por derroche, que pasarán de 45 a 200 pesos.

En Cosquín, en tanto, la preocupación es todavía mayor. De los 140 mil litros por segundo que entran normalmente a la planta potabilizadora, sólo están ingresando 40 mil, con lo cual los cortes parecen inevitables.

Todo Córdoba mira al cielo, esperando que de arriba venga la solución a un problema que nunca fue atendido como corresponde.

Dia a Dia

1063 lecturas

2 comentarios de lectores

  1. CULTURA SAN MARCOS04/11/2009 01:00

    Pero que problema hay!!!! SE mueren unas cuantas vacas!!! Tal vez algun pobre infeliz que ni siquiera paga impuestos se muera deshidratado!!! Vos crees que esto esalgo para preocuparse??? No!!!!!! Loimportante es como manejamos la relacion de fuerzas

  2. fabian carrizo05/11/2009 07:30

    No pidas peras al olmo, Alby. De estos inutiles no se puede esperar nada. Hace como dice al final del articulo. "Mira al cielo y espera que la solucion venga de arriba". No creas que llegan por inteligentes, llegan porque por la manga de tarados que los