Detuvieron e imputaron de tortura a dos policías

Se trata de un delito no excarcelable.

Son los oficiales Sergio Guardia y Carlos Zárate de la Comisaría Distrito de Villa de Soto. Habrían golpeado y vejado con un palo a un detenido, produciéndole una grave herida anal

La Fiscalía de Instrucción de Cruz del Eje, a cargo de Martín Bertone, ordenó detener e imputó anoche (jueves) de tortura al oficial principal Sergio Osvaldo Guardia y al oficial inspector Carlos Alfredo Zárate que prestaban servicios en la Comisaría Distrito de Villa de Soto, acusándolos de haber golpeado y vejado con un palo a un detenido, produciéndole una grave herida anal.


El hombre se encuentra internado en el Hospital Aurelio Crespo de esta ciudad, fuera de peligro pero bajo una fuerte crisis nerviosa. “Llora permanentemente”, dijo a este medio su hermano.

Los hechos se desencadenaron el domingo pasado en la comuna de Villa de Soto, al momento que se celebraba la popular Fiesta Provincial del Lechón.
Los dos oficiales ahora detenidos e imputados se encontraban de servicio en el lugar, interviniendo ante una reyerta familiar y deteniendo a un hombre en supuesto estado de ebriedad, que se resistió a golpes de puño y puntapiés.
Los graves hechos se habrían suscitado cuándo los policías lo trasladaron en un móvil, desde la comuna de Bañado de Soto a la localidad distante unos kilómetros de Villa de Soto.
Trascendió de fuentes tribunalicias que los dos policías habrían hecho descender al hombre del vehículo, propinándole una golpiza y vejándolo con un palo.

Al ser revisado por un médico policial en el calabozo en que fue confinado, lo trasladaron de urgencia al Hospital Aurelio Crespo ante un profuso sangrado.
La Departamental de Policía Cruz del Eje, a través de su jefe el comisario mayor Miguel Cáceres informó, en ese momento, que se encontraban de “licencia” y a disposición del Tribunal de Conducta Policial y la fiscalía local.
Hoy en horas de la noche el fiscal Bertone decidió detenerlos e imputarlos, luego de una serie de investigaciones de detectives de Policía Judicial. La acusación de tortura se enmarca en el artículo 144 tercero, incisos 1 y 3 del Código Penal, tratándose de un delito no excarcelable.   
La Voz del Interior

1902 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...