Cinco policías heridos y once detenidos tras una batalla campal

El enfrenamiento se originó cuando los efectivos quisieron allanar una casa

Un total de once detenidos y cinco policías heridos fue el saldo de una batalla campal que se desató en las últimas horas en Huerta Grande, en momentos en que los efectivos de la Departamental Punilla se disponían a realizar un allanamiento en una vivienda ubicada en el centro de la ciudad

Según informaron fuentes policiales, el episodio se registró el pasado martes a las 17,30 hs. en una propiedad ubicada sobre calle 2 de abril 121, cuando los uniformados intentaron dar cumplimiento a una orden de allanamiento (emitida por la Fiscalía de Cosquín) y se trenzaron en un violento enfrentamiento con quienes habitaban el domicilio.



Si bien, en un principio, los moradores de la propiedad sólo se mostraron reticentes a dejar ingresar a los cinco efectivos que estaban en el lugar, poco a poco, el clima se fue tensando y acabó por ocasionar una lluvia de piedras y un enfrentamiento callejero entre los policías y las trece personas que habitaban la casa. Las informaciones que se difundieron ayer, dieron cuenta de que todo se inició cuando una joven (cuya identidad se preservó) comenzó a propinarle golpes de puño a un efectivo, originando que se involucrasen más familiares y se desatara la batalla campal.


Con lo que tenían a mano, piedras, palos y hasta cuchillos que arrojaban por los aires, la familia (entre los cuales había algunos mayores con antecedentes policiales y numerosas entradas en la comisaría) intentó repeler lo que simplemente era un allanamiento para dar con elementos sustraídos en la localidad, que se presumía, podrían estar dentro de esa vivienda. Incluso, también participaron del suceso dos menores de 13 y 14 años de edad, quienes llevaban consigo algunas ramas y que protegían junto a sus progenitores la entrada al domicilio.

Sin embargo, la peor parte de la llevó el subcomisario De Vigilli, quien estaba a cargo del procedimiento. El titular de la dependencia policial de Huerta Grande fue herido en su cabeza por un piedrazo de importantes proporciones que lo dejó semi-inconsciente, obligando a su inmediato traslado y a permanecer internarlo por 24 hs. en el nosocomio de la ciudad de La Falda.

En declaraciones a El Diario, el mayor Victorio Colino indicó: «El resultado de este episodio ha sido que hemos tenido cinco efectivos con escoriaciones y heridas y uno de ellos, el jefe de la Sub-comisaría de Huerta Grande, que ha resultado con un corte en su cabeza y debió ser trasladado al Hospital de La Falda». «En tanto, se ha procedido a la detención de once personas que fueron imputados por los delitos de resistencia a la autoridad, daño calificado, lesiones leves reiteradas calificadas y entorpecimiento, ya que impidieron cumplir con la orden de la Fiscalía».

El Diario de Carlos Paz

 

1931 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...