24 de marzo de 1976 = terrorismo de Estado= genocidas

Artículo de Eduardo Mondino

Cuando la madrugada del 24 de marzo de 1976 sonó la marcha Militar y el primer comunicado de la Junta, para algunas generaciones de argentinos era “solo” un nuevo golpe de estado a los cuales estaban acostumbrados, desde los años 30

Para las generaciones jóvenes que habíamos ingresado casi masivamente a la militancia política era una circunstancia más que debíamos enfrentar en el camino de la liberación nacional, (esto dicho y puesto en aquel momento histórico.)

Todos nos equivocamos, este no era “un golpe mas” ni un mero obstáculo en nuestro camino, se daba inicio a la gran tragedia nacional, que abría una profunda herida en nuestra comunidad muy difícil de cerrar.

El 24 de marzo se ponía en marcha en nuestra patria la maquinaria de destrucción más dolorosa que hayamos sufrido como Nación, todas las estructuras del poder se pusieron al servicio del terrorismo de estado, no se dejo un resquicio.


El secuestro, la tortura, la muerte y la desaparición de personas, junto a la apropiación y robo de niños y bebes fueron la columna vertebral del plan genocida, que tenia como objeto además sembrar el miedo para lograr el silencio en toda la sociedad.

Seguramente tendremos distintas interpretaciones sobre porque hubo un 24 de marzo, habrá quienes piensen que fue fruto de los acontecimientos violentos en aquellos años, y que hay más responsables, otros pensaran que fue la última escalada de un proceso que comenzó en 1930, algunos podemos pensar que fue el resultado de la violencia instalada en septiembre de 1955, y hasta podemos hoy escuchar voces que dicen que fue por lo menos inevitable el golpe del 76.

Lo que sí me parece central para nuestro futuro de nación y el de nuestros hijos es no manipular de acuerdo a conveniencias políticas coyunturales nuestra historia, para ello es imprescindible no perder la memoria.

La inmensa mayoría de los argentinos deseamos que en algún momento podamos cerrar esa tragedia en un proceso que se sostenga en la verdad y la justicia que es el camino para poder llegar al perdón.
Vivimos hoy tiempos de crispación y posiciones casi intransigentes donde la negociación sustancia imprescindible en la política) esta totalmente ausente, y eso hace que muchas acciones o posiciones políticas pierdan perspectivas, por lo cual deberíamos poder encontrar un punto de acuerdo sobre lo que nos ocurrió hace 34 años.

Hagamos abstracción por un momento si creemos que algunas organizaciones de derechos humanos apoyan las políticas del gobierno o si otras están en contra.

La vida, el bien mas preciado del ser humano, fue objeto del mayor desprecio y de hechos aberrantes que tengamos recuerdo, no podemos tener diferencias en el significado del 24 de marzo en nuestra patria. Es imprescindible que encontremos un mensaje común sin fisuras:

El 24 de marzo de 1976 significa en nuestra patria terrorismo de estado, los impulsores y ejecutores de ese proceso fueron genocidas que llevaron a cabo acciones premeditadas que constituyen crímenes de lesa humanidad y deben ser juzgados como tal, con todas las garantías que impone la ley.

-

Si tenemos dudas o especulamos desde esta verdad histórica será muy difícil
nuestro destino con Nación.

1583 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...