CARTA DIRIGIDA AL CONCEJO DELIBERANTE DE CAPILLA DEL MONTE

Con relación a la construcción entre los 1060 y 1100 mts

En ocasion de la aprobacion de una prorroga de 210 dias para la prohibicion de desmontar, abrir calles, lotear y edificar en la franja de piedemonte entre los 1060 y 1100 metros sobre el nivel del mar en el municipio de Capilla del Monte, le adjunto la nota firmada por los vecinos, organizaciones, asambleas y concejos vecinales, en la cual se solicita atender los estudios tecnicos y proteger el recurso natural existente en esa zona, en particular, el agua y el monte nativo. En leer mas la carta completa que los vecinos de Capilla del Monte entregaron al Concejo Deliberante.

Capilla del Monte, Agosto de 2012.

 

 

Al Honorable Concejo Deliberante

At. Sr. Presidente D. Gabriel E. Buffoni

S/D                                                           

 

 

De nuestra consideración,

 

Los abajo firmantes, ciudadanos y habitantes de Capilla del Monte nos dirigimos a ese Honorable Concejo a través de su Presidente, con el objeto de hacerle llegar algunas consideraciones que estimamos de importancia para ser tenidas en cuenta a la hora de analizar el proyecto de ordenanza que establecerá la cota máxima de urbanización para la zona de Piedemonte de nuestra localidad.

 

No escapa al conocimiento de los Sres. Concejales el rol que le corresponde a la franja del Piedemonte, área serrana ubicada en nuestra zona entre los 950 y 1300 m aproximadamente, que requiere un tratamiento totalmente distinto al de las áreas urbanizables planas, y que es la responsable de los siguientes aspectos de nuestro ambiente:

 

Contención del suelo en terrenos que suelen superar el 10% de pendiente, que de carecer de los estratos de vegetación arbórea, arbustiva y cespitosa son susceptibles de erosión y lavado ante lluvias que superen los 25 mm por hora. Piedemonte es sinónimo de “pendiente grande”, son áreas frágiles en cuanto a su permanencia, que se alteran fácilmente por acción de factores de clima y acción del hombre.

 

Originación de aguas subterráneas y vertientes que alimentan el subsuelo capillense y terminan incrementando el flujo hídrico del Dique el Cajón. Este carácter asume una prioridad indiscutible, toda vez que el régimen hídrico de los últimos años ha mermado y la disponibilidad de agua es vital para la población, que debe ser abastecida por el servicio municipal. Las superficies activas de infiltración deben ser preservadas. Caminos compactados o consolidados, tala de árboles, arbustos, ausencia de coberturas vegetales y edificaciones conspiran contra esta función primordial del área de Piedemonte

 

Resguardo de los escasos bosques de quebracho colorado y de otras especies autóctonas que deben ser protegidas por legislación provincial y nacional. Los bosques serranos tienen múltiples funciones que deben ser preservadas para evitar deterioro del ambiente y desequilibrios ecológicos que impactarían inevitablemente sobre el ser humano. Las especies nativas pierden las hojas en el periodo de reposo, ahorrando agua al no transpirar y son tolerantes a la sequía y al fuego, teniendo gran capacidad de recuperación tras un incendio.

 

Valor intangible de orden estético y paisajístico de nuestra zona, que permite que la región y mas es particular nuestra localidad disponga de los recursos económicos provenientes del turismo que le permiten mantener un razonable flujo de ingresos a las actividades comerciales y profesionales, asegurando la subsistencia de sus habitantes. En otras palabras, este valor intangible se convierte en el recurso económico de mayor importancia en nuestra área.

 

Valor intangible de orden natural y ambiental de nuestra zona, que genera y sustenta un microclima con alta pureza y bajo nivel de polución en las aguas y en el aire. La preservación de la calidad del agua y del aire deben ser elementos de prioridad, ya que caracterizan nuestro ambiente y son uno de los elementos de atracción turística con los que cuenta Capilla del Monte. Nuevamente, este valor intangible es uno de los principales atractivos de nuestra localidad y no debe ser subvalorado a la hora de considerar el presente y el futuro en el orden económico.

 

Vemos con particular agrado la consulta realizada por la Municipalidad a la UNC, así como la postergación de toda decisión hasta contar con los resultados de los estudios que en esa casa de estudios se están realizando. Confiamos en que la decisión que se tome a posteriori tendrá en cuenta las conclusiones y recomendaciones que se incluyan en tal estudio de modo vinculante, no pudiendo ser de otro modo ante la necesidad de  priorizar el interés común y la preservación del agua y del ambiente, derecho básico e ineludible de todos quienes habitamos en Capilla del Monte. De esta manera estarán Uds. asegurando la posibilidad de un desarrollo y un crecimiento sustentable para nuestra localidad.

 

El mantenimiento de la cota máxima de urbanización en 1.100 m tiene –entre otros- los siguientes riesgos:

 

* La necesaria apertura y construcción de calles genera nuevos cauces en pendiente, alterando los desagües naturales y desviando los escurrimientos, con la consecuente pérdida de suelo y generación de surcos y cárcavas.  Esta situación ya es visible en calles abiertas sin criterios técnicos de sustentabilidad y deben ser corregidas, nunca aumentadas.

* La pérdida de los estratos arbóreos, arbustivos y cespitosos naturales de la sierra se pierden ineludiblemente a causa de la intervención humana en una zona altamente inestable, erosionable y cuya principal función es la de acumulación de aguas de lluvia por infiltración, generando acuíferos que abastecen a nuestra población y algunas otras de la zona.  Se pierde así la capacidad de almacenamiento de agua, recurso escaso e imprescindible para la población. Debe tenerse presente que cualquier intervención humana en un punto de la Cuenca afectara a toda la Cuenca.

 

La erosión que ya hoy se comprueba en gran parte del piedemonte capillense, debida a intervenciones no planificadas ni autorizadas debe ser controlada y compensada, nunca aumentada. Evitaremos así deslaves como los que ya se han producido en épocas de fuertes lluvias y depredación de la floresta natural. El peligro que implican las fuertes escorrentías barrosas ha afectado a numerosos vecinos, como es de público conocimiento. Por esta razón la premisa de no afectar la biodiversidad adquiere carácter relevante para nuestra zona.

Debe tenerse en cuenta que para formar 1 cm de suelo la naturaleza toma mas de un siglo. Pérdidas de 1 cm de suelo son procesos casi irreversibles.

 

De proseguirse con los criterios de urbanización aplicados hasta el presente en el piedemonte capillense, la sustentabilidad del acceso a los servicios básicos para la población ya existente se vería altamente comprometida, mas aun de lo que hoy ya está.

 

No hace falta mencionar aquí que el abastecimiento de agua es incierto e insuficiente; que la calidad del agua ha empeorado hasta comprometer la salud de la población; que la disponibilidad de energía eléctrica ya no es suficiente para el incremento de consumo registrado en los últimos años; que el servicio de mantenimiento de calles y de recolección de residuos es notoriamente insuficiente; que el basural de nuestra localidad es la vergüenza de todos los capillenses; que la seguridad de la población no se encuentra resguardada suficiente y eficazmente, que no disponemos de un código de urbanización y de construcción adecuado para nuestra zona, entre otros factores que comprometen el bienestar y el desarrollo.

 

La prosecución de loteos que ya existen en la zona de Piedemonte y sus adyacencias, autorizados con criterios que no han tomado en cuenta el impacto ambiental, pone en alto riesgo el equilibrio hombre/ambiente, comprometiendo el futuro del municipio y de sus habitantes. Sólo imaginemos la incorporación de mas de 1.000 unidades habitacionales, con la afectación del ambiente que ello producirá con sus demandas de servicios y con la inevitable contaminación adicional que no precisamos. ¿Queremos un nuevo barrio sin verde, con lotes de 600 m2 en pleno piedemonte? Recordemos que la cota por si sola no es suficiente criterio de sustentabilidad ambiental, pues es necesario considerar otros elementos como la pendiente.

 

Es sabido que el sistema cloacal de Capilla abarca sólo unas pocas manzanas, forzando así la contaminación de napas por pozos ciegos. Es sabido también que la proliferación de pozos particulares ha sido impulsada por la insuficiente provisión de agua del servicio prestado por EMOSS, contribuyendo también a la contaminación de las napas.

 

Consideramos que existen otras maneras de crecer, que deben ser puestas en marcha por el Ejecutivo y por el Deliberante, aplicando la tecnología disponible, con criterios de sustentabilidad y en función del bienestar de la población.

 

Por estas y muchas otras razones que no podemos abarcar en esta sintética presentación, es que esperamos que los Sres. Concejales tomen en consideración en forma vinculante los conceptos y recomendaciones emergentes del trabajo de consultaría que fuera encargado a la Universidad Nacional de Córdoba; que prioricen el bien de todos los habitantes y que encuentren las estrategias necesarias para orientar el desarrollo y crecimiento de nuestra localidad de manera sustentable, aplicando el principio precautorio para evitar continúen los daños al ambiente que ya se han producido en nuestra localidad, mas bien, generen las acciones de reparación que todos esperamos de Ustedes.

 

Agradeciendo su atención a este particular, saludamos a Uds. muy atte.

 

10661 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...