La Ultima Crónica

Cuentos de Flavio Anderson

….Lo vi por ultima vez la noche anterior en su escritorio , amontonando papeles en un bolso y guardando porquerias en cajas de carton , en un ensayo de mudanza y preparando la despedida venidera , se colgó de malagana el bolso por el hombro y le dio rienda suelta a su vozarrón inconfundible

, los insultos que escupia  se amontonaban en el piso , rebotaban en el techo y se acurrucaban por los rincones del cuarto y una catarata de nombres y apellidos corrieron hacia los pasillos condenados a muerte acusados por aquella ira comprensible , se le enrojecían los ojos buscando algun testigo y se le desdibujaba la cara al verse solo en su locura transitoria y al fin ,después d ealgunos nuevos improperios y mas calmo , emprendio la retirada , se perdio entre la gente por la calle arrastrando los pasos , con el bolso colgando por el hombro.

6 dias le faltaban para jubilarse un rato después de aquella escena cuando hundio su humanidad en el asiento del avion y endiablado por la espera pronunciada entrecerro los ojos.No podria aseverar que fue un premio mandarlo a tamaña travesia a esta altura del partido , no disfrutaba ya de tales reconocimientos y los viajes desde hace un tiempo le dolian , preferia desayunos con colegas en un bar o picadas en los sucios bodegones que a menudo frecuentaba o sobremesas futboleras con pastas y buen tinto en algun comedor de mala muerte que arrastrar documentos y carpetas hasta el otro extremo del planeta , no podria asegurar que fue un castigo pero me acero mas a esa teoria , como un beso en la frente de la mafia , algun irrverente desafio a los caudillos desde sus lineas mas agudas habian molestado a quienes gozan de la impune valentia de mandarlo al desierto sin escalas , amparados en el titulo del viejo , ganado en sus años mas gloriosos , el de enviado especial a las giras.

Y alli fue aquel procer de tardes de nostalgia , abanderado de criticas honestas defendiendo las verdades crudas ,un empecinado fabricante de ironias que disparaba simétricamente….Roberto Garitano , testigo de todo aquello que ha quedado deambulando por el inconsciente futbolero de quienes adoramos mezclarlo con poesia ,dueño absoluto de las paginas mas pulsionales de la grafica ochentosa , el de la carne lacerada por el grito de “animals” bajando de las tribunas inglesas del 66 , el del gesto de muerte cuando Pele la hizo dormir en el pecho en el Azteca alla por el 70 el de la sonrisa picara contando los pases seguidos de Holanda en Munich antes del gol de penal el que se pegaba en el pecho habiendo vaticinado dias antes el 6 a 0 a Peru ,el que rompio el silencio del gris monumental gritando foul ¡ cuando kempes inicio su carrera de gol ,el que vio la Etrusco morir con una mueca desdibujada debajo del cuerpo de Goyco en el 90 luego de contener el penal final el que bautizó el movimiento acompasado de las masas en la tribuna como “ola” , el que podia revivir cada detalle con suntuosa precision , agregarle poesia a un rechazo a la platea o hacer de un lateral una obra de arte , el amo y señor de la inventiva el portador de toda la historia recorrida partia , como castigo letal , estoy casi convencido , a sus pasionales criticas y a su indomable rebeldia hacia algunos poderosos ,rumbo a algun lugar del desierto africano acubrir su ultimo partido , su postrero y mas ignoto desafio.

Roberto Garitano era un sabio y repartia sabiduria a cada paso y en cada comentario , en cada gesto y en cada frase que soltaba con desprecio , habia en el un dejo de docencia y un poco , no mucho , de ternura , sus consejos cargaban el fuego de su impronta y la marca de su estilo frontal y poco pulido apenas por una exquisita semantica y una finisima capacidad de observación.Garitano desandaba ya la cuesta final de su carrera y sobre su encorvada espalda cargaba interminables viajes , horas derrochadas en esperas interminables y miles de calles caminadas cargando siempre su inconfundible bolso verde sobre el hombro , inexpugnable sitio que escondia lo basico para contar la historia que el quisiera , en sus ojos verdosos y cansados se amontonaban centenares de tablones tribuneros e inolvidables goles que desde su pluma inobjetable ilustraron paginas de antaño , temblorosas las manos y arrugadas , asperas de inviernos y de tizas buscaban cada tanto en los bolsillos alguna aplastada etiqueta de cigarros o la pluma que apretaba con la pasion juvenil que le imprimia a sus relatos y en sus dedos huerfanos de alinazas vivan las manchas azuladas de las tintas de su vida.

Garitano era , tal vez , el utlimo exponente de la raza mas autentica de periodistas deportivos , los bohemios malhumorados , arrogantes inquilinos de mil bares de estacion , amanecidos poestas cuenta-historias , atorrantes cancheros insufribles , sabedores de verdades y misterios , insomnes testigos de las lunas , transeúntes permanentes de zaguanes , desfachatados de voz ronca de frustrados tangueros , testarudos , oscos , inventores de historias y mentiras , vendedor de sensaciones y misterios , amigo de las emociones y usurpador de lagrimas ajenas , solia pasearse por las oficinas con aspecto de ciruja recien recibido , los lentes pequeños y cuadrados jugueteando en la punta de la nariz y los ojos saltones sospechando por encima del marco , acomodandose en gesto habitual la escasa cabellera gris , palmeando espaldas , sonriendo con fuerza , frunciendo el seño , alzando el pulgar , denunciando su paso como un torbellino por cada pasillo soltando brutas risotadas.Habia nacido hace 64 años en un rincon ignorado de La Pampa , desconocido para el comun de los mortales hasta su llegada , añorado con frecuencia en la tardes de lluvia o en las noches solitarias , escenario de casi todas sus andanzas y descripto hasta el hartazgo en cuentos de veracidad incomprobable  conocido simplemente como “La Esquina” , indomito paraje de verdor interminable desde donde se escapó algun dia detrás de su locura.

Lo que sigue es una descripción minuciosa de la antesala ,generosa en conceptos y detalles que nos permite , ademas sentir como el presente y le pasado confluyen en un punto supremo donde nace el magico conflicto que motiva tal demostración de verticalidad. 

 

La Cronica

 

Kabum , norte de Africa ,14 de Junio de 1992

 

Evitaré lo previo , lo superfluo y lo que no esté ligado a lo estrictamente futbolistico por considerarlo ageno a mi funcion y pese a considerarme pertinente , no me extenderé en pormenores anteriores a mi llegada al estadio.

Llegamos temprano , movilizados por la persistente ansiedad ante lo absolutamente desconocido y por el calor inhumano que castigaba las callejuelas polvorientas de lo que llaman en centro del pueblo , un tunel angosto y mal iluminado nos escupio a la perte mas alta de las gradas desde donde tuvimos la primera vision de la imponente geografia del estadio , magestuosa masa oval elevada en el mismisimo medio de la nada , un gigante plateado que emergia solemne entre las arenas ardientes del desierto con elegancia pavorosa y se estiraba por lo alto hasta confundirse con el cielo desteñido de Kabum , tipica , exagerada e innecesaria muestra de la caprichosa arquitectura que solo la realeza puede solventar ,una postal casi caricaturesca de ostentación que nos asaltaba a cada paso en nuestro caminar entre las callecitas que dividen las plateas y donde nos situamos tal como nos fue indicado a la entrada en correcto castellano , desde la visera de cemento la imagen era aun mas colosal y mientras afuera ardian los ultimos rayos de la tarde , las primeras luces comenzaron a encenderse en armonica secuencia hasta convertir el escenario en una isla violacea de aterradora claridad , brillaba el verde del césped debajo de las lamparas letales y las siluetas lejanas de algunas palmeras languidas se morian detrás de los arcos.La multitud emanaba un murmullo amigable y monocorde de persistente melodia casi religiosa , algunos fieles se agolpaban junto a los accesos y unas pocas banderas flameaban en los techos , el aire tibio de la noche dibujaba un paisaje armonico lejano al futbolero.

Ante una sociable indiferencia apareció Argentina y por simple formalismo alzaron los brazos en el circulo central  en una ceremonia breve abortada por el tronar de guerra que siguió al zumbido de la muchedumbre , un rugido salvaje , una exacerbante explosion lanzo a Kabum a la grama  y ahí estaba la selección de Kabum , ignoto principado africano carente de referencia deportiva alguna , huerfanos de estadisticas ,sinmas historia que el presente , sin pasado que lo ubique en algun punto del mapa futbolero , imposibilitados estamos de trazar paralelos

Flavio Anderson, desde Puerto Madryn para Canal 11 La Cumbre

1613 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...