Una familia mendocina fue asaltada a mano armada en "Las Josefinas"

Les robaron 4 mil pesos, una notbook y una cámara digital
Una pareja mendocina junto a sus hijas de 12 y 13 años fueron violentamente asaltadas en una cabaña del complejo La Josefina, los asaltantes estaban encapuchados y llevaban varias armas (según la denuncia un trabuco, una pistola y una Itaka), los sujetos tomaron a las cuatro personas de sorpresa y las encerraron en un baño.


Una pareja mendocina fue violentamente asaltada en Córdoba a donde había llegado con la intención de disfrutar unas cortas vacaciones.

El lugar, ubicado a 1.078 metros sobre el nivel del mar, cuenta con un campo de golf de 9 hoyos y se encuentra a un costado del camino de Los Artesanos, invitaba al descanso y el esparcimiento.

Sin embargo en la tarde-noche del sábado, cinco sujetos con los rostros cubiertos irrumpieron en la cabaña, después de romper a patadas la puerta y una ventana de vidrio.

Violencia psicológica

No hubo violencia física, pero si psicológica al reclamar a los gritos "donde tenés la plata". Las víctimas recuerdan que "no tocaron nada de la cabaña", pero nos robaron todo el dinero (unos 4.000 pesos); una notebook nueva, una cámara de fotos digital y un mp3. También se llevaron camperas, bolsos, mochila, anteojos y zapatillas.

El ofrecimiento turístico -vía Internet- hace referencia a que el complejo desarrollado sobre 70 hectáreas cuenta con diez "cabañas con capacidad hasta para 5 personas". Ese día sólo había dos ocupadas, y si bien en una de ellas los ocupantes (también cuatro personas) habían salido, "los ladrones ahí no entraron".

Alejandra y Federico, junto con las dos niñas, fueron maniatados con los cordones de las zapatillas y así dejados en el interior del baño cerrado.

El después

"Tuvimos un tiempo quietos hasta que nos pudimos desatar", aseguran ahora ya de vuelta en Mendoza, aunque guardan para sí el momento y la experiencia vivida. La continuidad estuvo referida a "salir corriendo" para denunciar lo ocurrido.

Sin embargo el club house estaba cerrado y la garita de ingreso "vacía". Tiempo después la esposa del dueño trató de consolarnos, diciéndonos que "no nos hiciéramos problema por el pago" y nos alojaron en un hotel del centro.

Después de la denuncia, unos siete policías llegaron hasta la cabaña en busca de huellas, pero nadie salió en busca de los ladrones.

La última reflexión es que "curiosamente" no se llevaron nada de la cabaña. Ni televisor ni ningún electrodoméstico. Sólo nuestras pertenencias. Tampoco robaron documentos ni tarjetas de crédito.

 

1555 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...