Murió la mujer más vieja del mundo

Tenía 116 años y tomaba leche de burra

Murió en Guayaquil María Esther Heredia de Capovilla tenía cinco hijos, once nietos, veinte bisnietos y dos tataranietas.

Cuando el año pasado le informaron de que había ingresado en el Libro Guinness de los récords, los familiares aseguraron que el secreto de su larga vida era "la leche de burra" que consumía en una hacienda de una tía suya.

Asimismo, "el vino" que con su primer esposo, el austríaco Antonio Capovilla Oliva, solía degustar con moderación y que influyó en la dieta de Heredia.

928 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...