"Raíces en La Cumbre"

Desde Tucumán nos escribe Alberto Sánchez

Existen hilos conductores que permanecen vivos independientemente del tiempo o de cualquier otra condición, hilos por los que transitan retazos de vida, recuerdos, experiencias y en definitiva van marcando y dejando huella de lo que uno ha vivido. Cortarlos es tarea ingrata e imposible, y aunque muchos lo intenten y hasta crean lograrlo, difícilmente esto sea enteramente cierto...

Hay pequeños conductos que llevan hacia las raíces mas profundas de cada uno, lugares donde habitan miles o millones de recuerdos que han ido configurando pacientemente la vida propia y la colectiva.

Cuidarlos no es vivir de recuerdos ni en una añoranza permanente, sino algo mas simple, y a la vez mas poderoso: es tener claro y presente que SOMOS y que FUIMOS, única manera de construir el que SEREMOS sin que esto termine teniendo pies de barro por nuestro olvido intencionado o no. Personalmente creo y siento, que los hilos que me unen a La Cumbre son indestructibles, y por sentirlo así en muchos momentos lo he padecido. Es  sentirse un exiliado voluntario y desde la distancia intentar mirar esa tierra que significa tanto para uno. Y mirar desde lejos puede que en cierta forma dificulte analizar objetivamente lo que allí sucede, y esto por una mirada cómplice que idealiza un sitio del que uno intenta solo tener recuerdos gratos e irrepetibles.  

A pesar de la imposibilidad por la lejanía, uno intenta mantener activos esos canales de comunicación, ser parte mínimamente de esa realidad, aunque los kilómetros y el tiempo conspiren para que en muchas ocasiones sea dificultoso comprender ese acontecer.  

Anhelar que aquellos territorios sigan siendo un paraje donde refugiarnos cuando el rugido ciudadano nos agobie y asfixie, no pretender que el progreso siga su senda, sino proteger lo que debiera ser patrimonio inalterable para todos. Pareciera no ser mucho lo que uno quiere, y al mismo tiempo es una obra inmensa donde en muchas ocasiones los poderes que se nos ponen delante de estas pretensiones son tan poderosos que minimizan nuestro esfuerzo y militancia de vida. 

Desde lejos…. aunque cerca…        

                                      Alberto Sánchez                                 San Miguel de Tucumán    

1639 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...