ANUNCIOS DE DICIEMBRE DE SOLEDAD RANZUGLIA

ESPACIO EN CANAL 11 DEDICADO A LA POESIA

Instante de Poesía
Sabemos la profunda importancia que tiene el simple hecho de sentirnos comunicados más allá de las palabras, con el gesto anterior a los ojos: la sonrisa. La natural, sin motivos aparentes, la que revela el bienestar continuo al reconocernos enhebrados a una trama infinita… a la orilla, la noche, al agua y la miel. Tal vez, si pudiéramos llamar más hacia adentro nuestro, la sonrisa natural, lo sé, sería la única Respuesta. LEER MAS

Anuncios de Diciembre Dicha se ofrece a los que trabajan picando la piedra aparente de sus días y con sus manos escarban hondas latitudes, trayendo a raudales aquella transparencia, derrochando la belleza de la Luz a cada paso... Cortando una cebolla, tocando el piano, cavando la tierra con semillas, cosiendo telas, abrigando, abriendo la tersura de los días al espíritu heredado, componiendo en vasta partitura una canción que logre despertarnos del letargo. Y para ello, se recuerda a toda la población cuánto disponemos para, en un Instante, recuperar la nota musical de tu sonrisa…

Aquí muy cerca, una capilla en los montes donde fraguar la noche sin silencio y realmente descansar en la mansa hierba invisible ante el altar de los quebrachos.

Disponemos de una huerta muy grande, y un valle tan hermoso para alimentar las tardes de luz y de colores que persiguen tu infancia paso a paso.

Disponemos de un Faldeo de sierras, parecido al Edén en sus comienzos; sucede cuando el camino cobra altura, sin distancias, desvaneciendo los rumores del tiempo, abren sus puertas los paraísos del alma.

De un Giardino, perdón, de un Jardín infinito de Cosmos, donde soltar la corriente del pensamiento acostumbrado, y volverlo cósmico en las esquinas, disolviendo la rigidez de sus escuadras.

Disponemos de un afluente musical, río de cuerdas de guitarras amparado por una luna antigua, acordeón de plata, lámpara de los despiertos ante el silbo de las vidalas.

Disponemos del aura de San Roque y de los perros, peregrinando la quietud de las aguas; de San Esteban custodiando el honor de las orillas más verdes por donde amplía el caudal, su Causa.

Disponemos del rojo atardecer Aba Padre; gira en él, el paisaje, caleidoscopio de las estaciones blancas, suave tallado de la luz sin márgenes… reflejo de tu extensión más lograda.

Disponemos de un rosario de perlas hecho pueblos y parajes, callejones, caseríos, donde tejer la lluvia del amanecer a la memoria de lo amado y así, regar, cantar y crecer.

Y una cumbre donde contemplar amplio, muy amplio, el mar de tus ojos o el cielo azul y oceánico; una cumbre donde los árboles son banderas flameando al sol sobre los cerros de nuestros patios. Gratitud a quien recuerda que la obra, es saberse una memoria de milagro. Dedicado a tu Alma, rama única completamente florecida de pájaros.

María Soledad Ranzuglia Audacias de la transparencia Editorial Babel

439 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...