RECORDANDO AL PADRE JOSE LUIS DE MURUETA

ESCRITO POR FRANCISCO CAPDEVILA EN EL 2007 PARA CANAL 11
RECORDANDO AL PADRE JOSE LUIS DE MURUETA

Se hizo cargo de la parroquia de La Cumbre, a principios de 1948, el nuevo párroco se abocó con energía el trabajo pastoral. Al P. José Luis de Murueta se lo recordará como el párroco que aportó más obras...(LEER MAS)

espirituales en nuestro pueblo, pero también como el hombre con visión de futuro especialmente en la enseñanza.

Padre José Luis de Murueta

Vista de San Roque y el Cristo
El Padre José Luis de Murueta se hizo cargo de la parroquia de La Cumbre, a principios de 1948, el nuevo párroco se abocó con energía el trabajo pastoral. Misionero infatigable de cien pueblos, esbozó públicamente su plan de acción y lo cumplió fielmente.
La Acción Católica, principal interés de la jerarquía, fue también su primer interés. Estableció las dos ramas que faltaban, de mujeres y de los jóvenes, con sus correspondientes de niños católicos y sección de aspirantas. Relacionada con el Centro de Hombres, fundó la Liga de Padres de Familia, que llegó a ser floreciente.

Capillas y trabajos solidarios
Estableció capillas en los distintos barrios, para que tuvieran misa dominical y el catecismo.

Misiones en carpa brindaban a los mismos la palabra de Dios y los sacramentos. Acabada la misión, dejaba allí un centro que coordinara la misa dominical y la catequesis de los niños.

De este modo se habilitó la escuela nacional Nº 321 para beneficiar al barrio Matadero (hoy Argentino). Asimismo en el barrio `La Puñalada` (hoy Las Flores), se estableció el centro y taller `Virgen de Pompeya`, pequeño local donde mujeres de la Acción Católica cosían y tejían para los pobres. Sus habitantes comenzaron a llamarlo `Virgen de Pompeya`.

En este mismo período se habilitó la elegante capilla de Cruz Chica, fruto de las donaciones de los veraneantes de los vecinos del lugar, donde se puso asistencia religiosa y Centro de Catecismo, atendido por miembros de la Venerable Orden Tercera y jóvenes de la J.A.C. De este modo los cuatro Centros Catequísticos del período anterior se elevaron a siete.

Las Hijas de María consiguieron su agregación a la Primaria de Roma, lo cual les dio nuevos ánimos para reanimar una vida bastante debilitada.

Asimismo el párroco puso toda su atención en la Tercera Orden Franciscana. Con elemento seleccionado fundó la V.O.T. y la sección de la Archicofradía del Cordón Seráfico. Estas se dedicaron especialmente a la atención de las familias y personas necesitadas.

Otra iniciativa del P. José Luis de Murueta fue la Cofradía del Smo. Sacramento y la solemnidad de los primeros viernes, en los que el Santísimo Sacramento quedaba expuesto todo el día a la adoración de los fieles.

                                Francisco Capdevila - www.lacumbre.gov.ar 

395 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...