VIDEO DE LA POESIA DE SOLEDAD RANZUGLIA POR LA NAVIDAD

¿QUE ES LA NAVIDAD, PADRE?

UN REGALO DE NAVIDAD PARA TODOS USTEDES. LES MOSTRAMOS UN VIDEO CON LA POESIA ESPECIALMENTE REALIZADO POR LA NAVIDAD A CARGO DE LA ESCRITORA DE LA CUMBRE MARIA SOLEDAD RANZUGLIA (VER TEXTOS Y VER VIDEO)

¿Qué es la Navidad, Padre?

Que mis oídos no recuerdan,

la palabra precisa, Original,

que la devuelva reluciente

a mi conciencia...

En qué parte del camino

la confundí con la promesa

de sentirme renacida,

sin celebrarme, sin mirarme apenas.

Y es que los años no cuentan el sentido,

es que aquí no hay nadie

que lo entienda,

no hay más pasos que el instante

en que la emoción descienda.

 

¿Qué es la Navidad, Padre?

De niña la sentía en cada palma

de mi mano,

en mis ojos calmos del asombro,

pues aún estaba entre tus brazos,

soltándome de a poquito

asomando al Destino de lo humano,

fusionándome en el silencio

de tu Voz,

de tu inmensa Protección

que tanto extraño.

Te  extraño Padre,

no puedo así festejar tu cumpleaños,

el desamparo no se nutre del pasado,

ni pasa tu memoria en mí

como alguien recordado,

pues tu Vida es la mía

y la de Todos mis hermanos.

 

Cada lucecita encendida

es un  cierto  llamado,

sucede que la distancia

teje un velo muy tramado,

y son ecos lo que escuchas,

y son gritos de este lado,

y son cantos en el Cielo

que repiten los halados.

 

 Gracias Padre,

al fin sé que caí en el vacío terrenal y

separado,

pero es un sueño que acontece,

por buscar la Vida en lo mundano.

Es tan sólo la ilusión,

no quedó nada librado

a mis juegos y creencias,

a mi criterio de carencias,

que hoy conforman mi pasado.

Tan sólo son las huellas

 por las que retornamos.

 

Se escuchan cantos de Alabanzas, Padre,

de los Cerros desciende Luz al poblado,

veo una mesa Infinita de Almas

que reciben Alimentos impensados,

pues la fragua de los siglos

retiran el sabor de lo logrado.

 

El ahora es mi tiempo,

me acercaré junto a mi plato,

encenderé algunas velas

y un gran árbol,

pues sus ramas manifiestan

el sabernos continuados,

nutridos por la savia del Amor,

que reverdece los antiguos costados.

 

Y brindaré mirando al cielo

que hoy busco en mis hermanos,

en el Valle y el silencio,

en todo símbolo que desclava

al tiempo de mis manos.

Feliz Navidad Padre,

                           abrázame,

                                         recién  estoy llegando.

  

 

                                                      

                                                        María Soledad Ranzuglia.

                                                      Del libro  “¿Dónde estás mi Vida?”

                                                                                       (Editorial El Copista, 2007)

1099 lecturas

  1. no hay comentarios para esta noticia ...